jueves, 30 de mayo de 2013

Trabajando Por la Paz. Romanos 15.

Todos anhelamos vivir en paz, buscamos la paz, pero el problema es que muy pocos o casi nadie trabajamos  por ella.
Los cristianos debemos ser gestores de paz, debemos ser parte de la solución y no del problema. La paz se la consigue si estamos dispuestos a esforzarnos por conseguirla. Romanos 12: 18 “Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.
La tan anhelada paz consiste tener una muy buena convivencia, el problema de los seres humano es que se nos dificulta con vivir con los demás.
Para lograr vivir en paz necesitamos:
1. Soportar la Flaqueza de los demás. V 1 “Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.” Todos tenemos cualidades pero también defectos, y es necesario aprender a soportarnos de los unos a los otros.
2. Agradar a los demás. V 2 “Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para edificación.” Para una persona egoísta que solo piensa en su propio bienestar le es muy difícil vivir en comunidad.  Agradar a los demás es aprender a dar más que solo recibir. Hechos 20: 35 “En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.” Debemos aprender a darnos en:
1.1. En lo espiritual. V 16 “para ser ministro de Jesucristo a los gentiles, ministrando el evangelio de Dios, para que los gentiles le sean ofrenda agradable, santificada por el Espíritu Santo.
2.2. En lo Emocional. Debemos dar amor más que solo exigirlo, en los hogares el problema está en que el esposo dice que se caso para que la esposa lo haga feliz, la esposa piensa lo mismo de él, por eso ninguno es feliz.2 Juan 5 “Y ahora te ruego, señora, no como escribiéndote un nuevo mandamiento, sino el que hemos tenido desde el principio, que nos amemos unos a otros.
2.3. En lo Económico. V 25 - 26 “Mas ahora voy a Jerusalén para ministrar a los santos. 
15:26 Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén.
3. Paciencia. Es necesario saber esperar. V 5 “Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús,
4. No usurpar el trabajo de los demás. Que en el mundo se vea personas gloriarse con el trabajo ajeno es normal; el problema es que esto también se ve en el cristianismo. Muchos pastores desleales por el afán de ver sus iglesias llenas no les importan ir y robar ovejas en otro lugar. V 20-21 “Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno,  15:21 sino, como está escrito: Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de él, verán; Y los que nunca han oído de él, entenderán.” La deslealtad de muchos pastores ha ocasionado guerra y desconfianza entre las iglesias.
5. Orar unos por otros, si tú no estás de acuerdo con lo que vives en tu hogar, en el colegio, en el trabajo o en cualquier área de la sociedad, debes colaborar y orar mucho para que la situación cambie. V 30 “Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios,
6. Ayudando materialmente con la iglesia y con los hermanos, en especial con los siervos de Dios. V 26-27 “Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén. 15:27 Pues les pareció bueno, y son deudores a ellos; porque si los gentiles han sido hechos participantes de sus bienes espirituales, deben también ellos ministrarles de los materiales.” La mejor forma de ayudar en la iglesia es de acuerdo como Dios lo haya bendecido. 1 Corintios 16: 1-4 “En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. 16:2 Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.  16:3 Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo a Jerusalén.  16:4 Y si fuere propio que yo también vaya, irán conmigo.

Recuerda la paz no solo se la consigue con buenos deseos, la paz se la consigue trabajando por ella. ¿Tú que estas dispuesto hacer o a sacrificar para poderla lograr?

SÍGUENOS EN:  twitter : @pastorjosedejoy

Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de salvación. CONTÁCTANOS.



 INICIO                              DEVOCIONAL DIARIO                       PREDICACIONES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada